Nuestra misión es preservar el planeta mediante la sustentabilidad. Nuestros proyectos y productos de energía solar han entregado beneficios al medio ambiente. Ya que por cada Watt generado con energía fotovoltaíca se reduce la producción de energías con combustibles contaminantes que producen GEIs.

Manos a la Tierra busca concientizar y a su vez realizar acciones que tengan un alto impacto positivo en el ecosistema.

Un árbol tiene la capacidad de…

Los árboles más jóvenes absorben dióxido de carbono rápidamente mientras crecen. Sin embargo, a medida que un árbol envejece, se alcanza un estado estable en el que la cantidad de carbono absorbida por la fotosíntesis es similar a la que se pierde por la respiración y la descomposición. Si los árboles se cosechan cuidadosamente cerca de este momento en el ciclo de crecimiento, y se plantan árboles nuevos o se permite su regeneración, esto puede mantener al bosque como un «sumidero» neto de carbono. Por lo tanto, una gestión forestal cuidadosa puede significar que los bosques pueden absorber la mayor cantidad posible de carbono.

Nuestra iniciativa de Generar Energía Solar Fotovoltaíca esta acompañada de programas de reforestación.

¿Que son los GEIs?

Son cinco los gases de origen humano que contribuyen en mayor medida -hasta un 95 % del total en conjunto- al aumento del calentamiento global. Descubre su fuente emisora, su tiempo de estancia en la atmósfera y en qué porcentaje contribuyen a potenciar el efecto invernadero. El dióxido de carbono es responsable del 53% del nivel de calentamiento global. Es resultado de procesos como el empleo de combustibles, la deforestación o la producción de cementos y otros bienes. Su permanencia en la atmósfera varía, pero es muy alta en cualquier caso: el 80 % dura hasta 200 años y el 20% restante puede tardar hasta 30.000 años en desaparecer. El metano es el siguiente de los gases de efecto invernadero que mayor incidencia tiene en el calentamiento global (15%). Está provocado por actividades como la ganadería, la agricultura, el tratamiento de aguas residuales, la distribución de gas natural y petróleo, la minería del carbón, el empleo de combustibles y también emana de los vertederos. Tiene una permanencia promedio en la atmósfera de 12 años. Los compuestos halogenados como los CFCs, HCFCs, HFCs, PFCs, SF6 y NF3 son responsables del 11 % del calentamiento global y son emitidos a raíz de la producción química para diversos sectores, tales como la refrigeración y climatización, eléctrico y electrónico, médico, metalúrgico… Dependiendo de qué tipo de compuesto sea, su duración en la atmósfera varía desde unos pocos meses hasta decenas de miles de años. Descubre en esta #infografía cómo afecta cada gas de #efectoinvernadero a la atmósfera Tuitéalo El ozono troposférico también tiene una incidencia del 11% en el calentamiento global. Es producto de la reacción entre los gases CO (monóxido de carbono, NO₂ (dióxido de nitrógeno) y COV (compuestos orgánicos volátiles), emitidos en la quema de combustibles. Su tiempo de permanencia en la atmósfera es muy corto, inferior a meses. Por último, el óxido nitroso contribuye en un 11% al total del calentamiento global. Su emisión procede principalmente del uso de fertilizantes, el empleo de combustibles, la producción química, y el tratamiento de aguas residuales, y su permanencia en la atmósfera es larga ya que alcanza hasta los 114 años.

Si quieres mayor información o participar con nosotros escríbenos a help@readyenergy.com.mx